¿Por qué debo revisar mi próstata?

mar 15, 2016 0 Comments in hombre, Salud by

Las chicas adolescentes comienzan a ir al ginecólogo desde la aparición de la primera menstruación y después de forma anual para una revisión general. Sin embargo, esta práctica no es nada común entre los chicos y en nuestros Centros es habitual recibir en consulta a hombres de 30, 40 e incluso 50 años que nunca antes habían pisado la consulta de un urólogo. Cuando hablamos de ir al médico nos da cierto reparo por si “encuentran algo” aunque nos sintamos bien, pero es necesario un cambio de chip.

Acudir al médico es una medida de prevención antes de que se pueda desarrollar un problema de salud grave. En el caso de los hombres, la próstata es un órgano cuya evolución es necesario vigilar para que se desarrolle de un modo normal y sin incidentes. La revisión es una pieza clave para cuidar la salud y no hay que esperar a que duela o a que haya molestias compatibles con una prostatitis para acudir al médico, porque no todas las patologías se “anuncian” con dolores o sensaciones incómodas.

En torno a los 40 años, la próstata comienza a crecer y resulta de vital importancia controlar este proceso para saber si estamos ante un caso de crecimiento benigno (lo que se conoce como HBP, “hiperplasia benigna de próstata”) o maligno (en cuyo caso nos enfrentamos a un cáncer).

La razón principal para revisar la próstata es que cuanto antes sepamos a qué nos enfrentamos, más fácil será ponerle una solución y menos complicada será. Si pasa el tiempo las opciones de tratamiento se irán agotando, especialmente si nos encontramos ante un problema grave como el cáncer. En cualquier tema relacionado con la salud, la expresión “el tiempo es oro” cobra un mayor sentido. Por esa razón, si dejamos que pasen los días o incluso los meses, nos arriesgamos a llegar a un punto en el que los doctores no puedan hacer prácticamente nada para solucionar nuestra problemática. A medida que avanzan los años, los factores de riesgo aumentan, por lo que una visita a tiempo puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza y muchas más visitas al médico.

Aun así, ¿por qué revisar su próstata? Porque es su salud y es usted el primero que debe cuidarla con un simple gesto como ir al urólogo. Porque la mejor manera de cuidarse es sabiendo cómo está y qué debe hacer y eso solo lo puede decir un experto en urología. Porque está en su mano cuidar de su salud con una sencilla visita al especialista aunque no note dolor ni molestias; recuerde: eso no significa que todo esté bien, algunas patologías “no dan la cara” hasta que ya existe un problema grave.

¿Qué tipo de pruebas me van a hacer para revisar mi próstata?

Lo primero es realizar una visita presencial con el urólogo para que lleve a cabo una exploración anatómica no invasiva. En esta primera visita, el doctor únicamente le hará algunas preguntas sencillas para valorar su caso y le solicitará una ecografía prostática y una analítica completa de sangre y orina para determinar los niveles de PSA (antígeno prostático específico).

Con los resultados en mano, el especialista determinará el siguiente paso a seguir. Es importante tener en cuenta que el tacto rectal no es parte del protocolo de diagnóstico inicial, esta prueba es solo necesaria en el caso de que tanto la ecografía como la analítica de sangre y orina den indicios de alguna irregularidad. La revisión de la primera visita, por tanto, es clave para saber qué hacer a continuación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − dos =