Vaginismo

¿Qué es el vaginismo?

Es la imposibilidad de realizar el acto sexual debido a la contracción involuntaria de los músculos pélvicos y de la vagina, lo que dificulta o impide la penetración. En algunos casos, las mujeres que padecen vaginismo pueden disfrutar de los juegos sexuales e incluso alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca el coito. Existen dos tipos de vaginismo: el primario, cuando la mujer nunca ha logrado la penetración y el secundario, cuando previamente lo ha logrado y repentinamente ya no es capaz de ello.

¿Cuáles son las causas del vaginismo?

La mayoría de las causas son psicológicas. La falta de información sexual o falta de comunicación que conducen al miedo o temor, experiencias previas traumáticas, violación, abusos sexuales, prejuicios sexuales, inseguridad, miedo al embarazo, temor a contraer enfermedades de transmisión sexual, etc. Esta situación produce ansiedad y tensión a nivel subsconsciente y provocar la evitación del acto sexual.

¿Hay tratamiento?

¡Por supuesto que sí! Para su tratamiento, está indicada la terapia sexual individual y/o de pareja. En estas sesiones se trabaja para que progresivamente la mujer vaya superando las barreras que le impiden la relajación de estos músculos. El tratamiento conlleva la educación de anatomía femenina y el aprendizaje de ejercicios de contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico (los llamados ejercicios de Kegel), ejercicios de dilatación vaginal mediante dilatadores plásticos, etc.

Para saber más sobre el vaginismo puede escuchar a la Dra. Rosa Abenoza y, sobre otras disfunciones femeninas, Mitos y dudas sobre la sexualidad femenina, a la Dra. Mª Fernanda Peraza, en el programa de radio Es Sexo de Salud.