¿Qué es la fuga venosa y cómo recuperar la erección?

jul 24, 2017 0 Comments in hombre by

disfuncion-sexual

La disfunción eréctil o pérdida de la erección se suele asociar a personas mayores que ya han superado la barrera de los 60 años. Pero también puede aparecer antes, incluso a edades tan tempranas como los 20 o los 30 años, y en ese caso deberían sonar todas las alarmas, ya que un hombre joven no concibe que esta situación sobrevenga tan pronto en la edad adulta. Y como no todas las disfunciones eréctiles son iguales ni se pueden tratar de la misma forma, hemos decidido centrarnos en la fuga venosa, que puede afectar a hombres muy jóvenes.

Resulta vital contactar con un experto que cuente con experiencia en el tratamiento de la fuga venosa, ya que a veces resulta un tanto desconocida y no es raro recibir a pacientes que llevan meses e incluso años peregrinando de consulta en consulta probando tratamientos que han resultado fallidos. ¿Quieres conocer más? Pues presta atención y toma nota, te lo contamos todo.

¿Qué es la fuga venosa? 

Se trata de un tipo de disfunción eréctil en el que el paciente sí logra una erección, pero no consigue mantenerla el tiempo suficiente como para mantener relaciones sexuales satisfactorias. La pierde rápidamente con un simple cambio de postura o al cabo de pocos minutos.

¿Cómo se produce y por qué? 

Se produce a consecuencia de una falta de riego sanguíneo en el pene. Estamos por tanto ante una situación de alteración vascular venosa, que hace que no haya suficiente sangre en los cuerpos cavernosos del pene como para mantener la erección durante mucho tiempo, debido a que la sangre se escapa de ellos. Se puede producir en el momento en el que se cambia de postura, por ejemplo cuando el hombre se incorpora o se levanta tras estar tumbado. Si quieres conocer más detalles de esta patología puedes acceder a nuestra web pinchando aquí.  

¿Qué pruebas son necesarias para confirmar que es una fuga venosa?  

Tras ir a consulta es necesario realizar una ecografía doppler de alta resolución del pene para comprobar el flujo sanguíneo de los cuerpos cavernosos. Esta prueba es indolora y se entregan los resultados tras la realización de la misma, por lo que no tienes de qué preocuparte.

Existen otros métodos para determinar si tenemos o no una fuga venosa. Se trata de la cavernosometría y de la cavernosografía dinámica. Sin embargo desde el equipo médico del Dr. Rosselló Barbará, estas pruebas hoy en día se consideran obsoletas y totalmente desaconsejadas debido al dolor que pueden ocasionar.

¿Qué opciones de tratamiento hay para recuperar la erección? 

Hay solución, siempre y cuando nos pongamos en las manos del especialista adecuado que nos pueda ofrecer la mejor opción. Actualmente no existen fármacos orales ni de uso tópico que corrijan ni traten los casos de disfunción eréctil por fuga venosa, aunque sí fármacos inyectables, totalmente desaconsejable por el equipo del Dr. Rosselló por los efectos secundarios que provocan.

El tratamiento más adecuado y eficaz para tratar la disfunción eréctil por fuga venosa es la intervención quirúrgica, en la que podemos distinguir dos opciones distintas: la cirugía reconstructiva o embolización y la cirugía de implante de prótesis de pene