Cirugía Urolift – Las grapas para la próstata

Los problemas de próstata suelen manifestarse con molestias urinarias en forma de poca fuerza en el chorro de orina, incremento de la frecuencia de veces que sentimos necesidad de orinar o dificultad para iniciar la micción.

Tras una visita rutinaria para revisar el estado de la próstata, podría darse el caso de que el doctor confirme que las molestias se deben a que esta ha aumentado de tamaño.

Este agrandamiento suele ocurrir a partir de los 40 años, por lo que es esencial llevar un control para saber si estamos ante un caso de crecimiento benigno (lo que se conoce como HBP, “hiperplasia benigna de próstata”) o maligno (en cuyo caso nos enfrentamos a un cáncer).

En el caso que hoy nos ocupa, la llamada hiperplasia benigna de próstata, una de las técnicas más innovadoras para tratarla es el sistema “Urolift” u operación de próstata con liberación uretral. Pero, ¿qué es exactamente? A continuación se lo explicamos todo.

¿En qué consiste la cirugía Urolift?

Se trata de un sistema mínimamente invasivo que consiste en desbloquear la uretra elevando o sosteniendo, gracias a las inserción de unas pequeñas grapas, el tejido prostático agrandado.

Es una intervención ambulatoria mediante la cual se coloca un implante que sujeta el tejido de los lóbulos de la próstata, dejándola abierta para permitir el paso de la orina. Dicho implante funciona como un clip, abriendo la próstata como si fuera una cortina separada por lazos (ver imagen).

En la cirugía Urolift normalmente solo son necesarios de 2 a 4 implantes (1 o 2 en cada lado), pero este número puede variar según el tamaño de la próstata. Se trata de un sistema mínimamente invasivo porque no se llevan a cabo cortes, incisiones ni aplicación de corrientes eléctricas y tampoco se produce una resección del tejido prostático.

¿Cuándo está indicada la operación de próstata con liberación uretral?

Cuando se produce un crecimiento benigno de próstata es necesario acudir al urólogo, que es quien le explicará todas las opciones de tratamiento adecuadas a las características particulares de su caso.

Se recomienda el sistema Urolift para próstatas de menos de 60 gramos, aunque los resultados más óptimos se dan en próstatas menores de 50 gramos. Para saber el tamaño de la próstata, es necesario realizar una ecografía.

Normalmente, el sistema de cirugía Urolift suele proponerse cuando los fármacos no funcionan o cuando el paciente no desea o no puede someterse a una cirugía mayor, como una intervención de resección transuretral de próstata, entre otras.

También está indicado cuando el paciente ya se ha sometido a un tratamiento farmacológico y no está satisfecho con los resultados o cuando busca una técnica poco invasiva y que no ponga en peligro su funcionalidad sexual.

¿La operación de próstata con Urolift es repetible con los años si aparecen de nuevo los síntomas?

Sí, se puede realizar de nuevo esta técnica. No obstante, si al cabo de los años reaparecieran los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata (HBP), es esencial acudir a una visita con el urólogo para que realice nuevamente las pruebas y determine si el tratamiento con la cirugía Urolift es adecuado o si, por el contrario, es necesario ir un paso más allá y plantearse alternativas como la operación de próstata con láser.

Ventajas del Urolift sobre otras cirugías

Los resultados son inmediatos. En la operación de próstata con liberación uretral el cirujano podrá comprobar que ha desaparecido la obstrucción del conducto uretral una vez finalizada la intervención quirúrgica y en la mayoría de casos, el paciente experimenta un alivio de sus síntomas casi inmediato.

La recuperación postoperatoria es muy cómoda ya que es un procedimiento ambulatorio y el paciente podrá marcharse del hospital el mismo día tras la operación.

Los riesgos quirúrgicos son mínimos pues es una intervención sencilla y breve. Dura tan solo 20 minutos, en manos de cirujanos con experiencia en cirugías Urolift. Al ser mínimamente invasiva, el paciente no se expone a complicaciones ni a riesgos mayores.

No existen efectos secundarios típicos de las cirugías tradicionales de próstata. La técnica de Urolift preserva por completo la función sexual, pudiendo retomar las relaciones sexuales a las dos semanas de la intervención, y permite mejorar la calidad de vida del paciente.

“De acuerdo con el doctor Fernández Arjona, especialista con máxima experiencia en Europa en implantar Urolift: “Mi experiencia es que se trata de una gran innovación con beneficios enormes para mis pacientes”.

¿La operación de próstata con liberación uretral tiene efectos secundarios?

Según los estudios clínicos realizados, en la actualidad los efectos secundarios más comunes de la cirugía Urolift son hematuria, disuria, urgencia miccional, daño pélvico e incontinencia de urgencia.

Según los estudios publicados, la mayoría de estos síntomas se manifiestan de forma leve a moderada y se resuelven entre 2 y 4 semanas tras el procedimiento.

¿Sufre problemas de próstata o molestias urinarias? ¿Le han diagnosticado de hiperplasia benigna de próstata y quiere una segunda opinión?

Pida cita con nuestro Equipo y solvente todas las dudas.

¿No puede acudir a consulta de lunes a viernes? Le ofrecemos la posibilidad de reservar su cita los sábados en nuestro centro de Palma de Mallorca.

Llame al 971 714 733 o escriba a consultas@haysoluciones.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

8 + dieciocho =