Laparoscopia

¿En qué consiste la laparoscopia en urología?

Se trata de operar a través de 4 o 5 pequeños orificios, de entre 0,5 y 1,5 centímentros, por los que se introducen dentro del organismo una microcámara y una serie de instrumentos quirúrgicos para poder realizar la cirugía.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía laparoscópica?

1. Mínimas heridas frente a las de cirugía abierta convencional, con menos dolor postoperatorio y menos repercusión funcional y estética.

2. Acortamiento del período de ingreso postoperatorio, con recuperación más rápida. En la mayoría de casos se puede dar el alta hospitalaria en 3 o 4 días frente a los 7 u 8 de muchas cirugías abiertas.

3. Más rápida reincorporación a la actividad física normal (menos tiempo de baja laboral y de reposo postoperatorio).

4. Al utilizar cámaras dentro del organismo, que pueden colocarse sobre las zonas en las que hay que trabajar, permite al cirujano ver las estructuras con mayor detalle que a simple vista, siendo así mucho más preciso al operar.

¿Cuáles son los inconvenientes?

1. Exige un grado alto de preparación y entrenamiento a los profesionales que la realizan (mayor curva de aprendizaje).

2. Precisa de una alta dotación tecnológica, con mayor coste.

3. En algunos casos concretos no es posible realizarla o es preferible la cirugía abierta (por ejemplo en algunas reintervenciones).

¿Qué tipo de cirugías laparoscópicas se realizan en urología?

Prácticamente todas las que se hacen vía abierta: nefrectomías (extirpación de un riñón), cálculos de vías urinarias, pieloplastias (cirugía reconstructiva de anomalías congénitas de las vías urinarias), prostatectomía radical (cirugía del cáncer de próstata), etc.

¿En cuáles de ellas es más ventajosa la laparoscopia frente a la abierta?

Sin lugar a dudas en la cirugía renal. La herida que hay que hacer para poder operar un riñón vía abierta es dolorosa porque exige cortar potentes músculos de la pared abdominal. En cirugía laparoscópica las heridas son mínimas, sólo cuando hay que sacar el riñón hay que hacer una incisión de 4 a 5 cm. para poder extraerlo, pero sin cortar músculos, por lo que la herida resultante es menos dolorosa.

Cumpliendo con nuestro compromiso de traer la mejor calidad y eficacia médica a Baleares, actualmente realizamos la cirugía laparoscópica en colaboración con el Dr. Antonio Rosales, jefe clínico de Laparoscopia de la Fundación Puigvert de Barcelona, especialista con gran experiencia en esta técnica.


¿No puede acudir a consulta de lunes a viernes? Le ofrecemos la posibilidad de reservar su cita los sábados en nuestro centro de Palma de Mallorca.

Llame al 971 714 733 o escriba a consultas@haysoluciones.com