¿Hay separaciones por falta de sexo?

mar 15, 2018 0 Comments in Sin categoría by

Varios medios de comunicación se han interesado por esta cuestión a raíz de una estadística que refleja el número de demandas de ruptura matrimonial en España durante el 2017. Los datos no hablan sobre los motivos que causan las separaciones, sin embargo invitan a reflexionar sobre qué situaciones llevan a una pareja a tirar la toalla ante el reto de formar un proyecto común.

Maslow intimidad sexual

Basado en Maslow’s hierarchy of needs. svg, de J. Finkelstein

Nuestra opinión sobre el factor sexo (o falta de sexo) en una crisis de pareja está fundamentada en más de 35 años de asistencia clínica a personas con problemas en su vida íntima. El sexo no lo es todo, pero en muchas ocasiones, es un factor que pesa (y mucho) a la hora de tomar esta decisión de ruptura.

¿Se puede vivir sin sexo?

Por supuesto, pero es una vida incompleta. En la sociedad actual, en la que la mayor parte de la población tiene sus necesidades cubiertas, existe un interés por mejorar nuestra calidad de vida, nuestros afectos y nuestras relaciones sociales. Es lo que se llama la necesidad de afiliación en la pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas. Antes de cuidar nuestra vida sexual, tenemos otras prioridades pero una vez quedan cubiertas, la necesidad de conexión íntima con el otro es realmente importante. En la imagen vemos que para poder focalizar nuestro interés en la vida sexual, primero debe haber cobertura de las necesidades fisiológicas y las que nos otorgan de seguridad (empleo, integridad física, seguridad familiar y de salud). El siguiente escalafón, el de afiliación, es el que abarca la intimidad sexual y en la mayoría de personas tiene más importancia incluso que la necesidad de realización personal o de reconocimiento social. Por tanto, sí podemos vivir sin sexo pero nos sentiremos incompletos.

La salud sexual es una parte fundamental de nuestra salud general. La OMS así lo determina y hoy día afortunadamente contamos con una amplia oferta terapéutica de sexólogos y médicos expertos en medicina sexual, señal de que existe demanda para mejorar su experiencia sexual.

¿Un problema sexual puede romper una pareja?

Por supuesto, pero por lo general la ruptura viene motivada por cómo se enfrenta el individuo y la pareja a la situación y no por el problema sexual en sí mismo. Es decir, una disfunción eréctil claramente dificulta y en muchas ocasiones impide que haya sexo coital satisfactorio pero si una vez detectados los problemas de erección, se acude a un especialista y se pone remedio para restablecer la calidad eréctil, el problema se supera. Si en cambio, el hombre niega que tenga un problema de erección por vergüenza o por dejadez, la pareja comenzará a cuestionar su papel o incluso su parte de responsabilidad.

  • ¿Habré dejado de gustarle?
  • ¿Tendrá otra pareja sexual?
  • ¿He hecho algo mal?

Lo mismo sucede si es la mujer quien sufre la disfunción sexual que impide a ambos disfrutar del sexo, por ejemplo vaginismo o dispareunia. Si no hay una aceptación por parte de quien sufre el problema y un apoyo explícito de la pareja para buscar solución, la brecha de comunicación comienza a fraguarse.

Superar una disfunción sexual juntos, refuerza a la pareja

Un problema sexual afecta al individuo que lo sufre, a su pareja y a su entorno también puesto que es un tipo de problemática que se suele sufrir en silencio y los efectos psicológicos puede ser devastadores. Nuestro equipo es pionero en ofrecer un servicio multidisciplinar para resolver disfunciones sexuales y ya en 1983 nuestro director médico, el Dr. Rosselló Barbará, tuvo claro que había que abordar el aspecto psicológico y físico de este tipo de problemas de pareja. Más de 30 años después se ha demostrado que esta forma de enfocar la sexualidad, es la que mejor resuelve las disfunciones sexuales y la que aporta una atención realmente personalizada al paciente.

Buscar ayuda profesional, la clave

Lo más duro es reconocer que existe un problema. Si has leído hasta aquí es posible que incluso estés pensando en pedir cita. Te felicitamos puesto que lo más difícil ya está hecho, es hora de dar un paso más e iniciar el camino de la recuperación. Solo hablar de ello con personas que te puedan asesorar sobre qué pasos debes dar, ya supondrá un alivio. Puedes hacerlo llamando a nuestro teléfono de atención al paciente (91 510 06 64 o 971 714 733). No lo dudes, ¡hay soluciones!


 ¿No puede acudir a consulta ? Le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta online preferente para contactar directamente con el Dr. Rosselló y su equipo en menos de 48 horas.