Quiero un aumento de pene. ¿Es posible, doctor?

abr 17, 2015 0 Comments in hombre by

La celebración del IX Curso de Cirugía del Pene e Implante de Prótesis de Pene, celebrado el pasado 30 de Mayo, hace ya 6 meses, recibió gran interés mediático por todo lo relacionado cirugía del pene. A pesar de que el taller se centraba en 3 cirugías (corrección de curvatura de pene, implante de prótesis de pene y aumento de longitud de pene), fue esta última cirugía, la que comúnmente se denomina alargamiento de pene la que acaparó toda la atención de los medios generalistas. ¿Os sorprende? No es la primera vez que sucede, fuimos pioneros en realizar esta cirugía en España, sabemos la curiosidad que despierta, pero realmente esta vez el eco mediático nos desbordó. Agradecemos desde aquí toda esa atención que se tradujo en artículos y menciones, puesto que, al margen de polémicas, creemos que se consiguió lo que se pretendía: informar de que hay hombres que sufren por el llamado “síndrome del vestuario” y que tiene solución.

¿Qué es el síndrome del vestuario?

No está descrito en los anales de andrología pero es un término que se ha acuñado en los últimos años para referirse al hombre que cree que su pene es demasiado pequeño en comparación con el resto de hombres de su edad y esta situación le causa un malestar que se manifiesta en mayor o menor medida. Se denomina síndrome del vestuario por que es precisamente en este entorno, en un vestuario de colegio o de gimnasio, dónde los hombres tienen la oportunidad de ver cómo son los genitales de compañeros y entran en comparativas. El que se siente “menos”, desarrolla una vergüenza exacerbada a la hora de mostrarse desnudo (ya sea en un vestuario, en la playa o ante una pareja sexual). Esta sensación de vergüenza se convierte en un verdadero complejo de inferioridad y en ocasiones, puede afectar a otras esferas sociales del individuo que lo padece. Conocemos casos de hombres cuyo miedo atroz a mostrar su pene, les ha impedido perder su virginidad o alcanzar intimidad sexual con potenciales parejas, por miedo a no cumplir expectativas.

¿Un pene pequeño provocará el síndrome del vestuario?

No, en absoluto. El síndrome del vestuario no tiene por qué afectar a todos los hombres cuya longitud de pene esté por debajo de la media. De hecho, la mayoría de hombres con un pene pequeño no le dan importancia, de la misma forma que la mayoría de mujeres con pecho poco voluminoso, no sufren por ello y no desean modificar su anatomía. El síndrome del vestuario aparece cuando el sujeto se acompleja y desarrolla sentimientos de inferioridad e incapacidad originados por la percepción de que el tamaño de pene le define o condiciona en su comportamiento y en como los demás le valoran. Una terapia psico-sexólogica adecuada puede conseguir que el paciente acepte su anatomía y deje de asignarle un valor negativo.

Mi pene es pequeño, lo quiero aumentar. ¿Es posible, me conviene?

Técnicamente es posible, pero la pregunta debe ser si es o no conveniente. En nuestros Centros recibimos unas 25 consultas mensuales acerca de la posibilidad de aumentar el tamaño del pene (longitud o grosor) y únicamente entran en tratamiento (sexológico y/o quirúrgico) cerca de un 10% del total. Realmente, muchos hombres únicamente buscan una opinión legitimada de un “experto en genitales masculinos” (urólogo / andrólogo), sobre si su pene está dentro del tamaño medio: cuando obtienen esa opinión y se les confirma que su longitud es perfectamente normal (incluso en algunos casos, acuden hombres con penes de tamaño superior a la media), es suficiente para aplacar su inseguridad y desisten de someterse a tratamiento.

Nuestra postura es clara: una demanda de aumento de tamaño de pene debe estudiarse por un equipo de uro-andrología y sexología, el proceso de selección debe ser riguroso, para evitar falsas expectativas.