Prótesis de pene

¿Qué son las prótesis de pene?
Son unos cilindros de silicona o bioflex (sustancia biocompatible con el organismo), de estructura anatómica, que se introducen en número de dos dentro de los cuerpos cavernosos del pene, y producen la rigidez necesaria para una buena y adecuada relación sexual.

VER VIDEO INFORMATIVO SOBRE PRÓTESIS DE PENE

¿En qué consiste la operación de prótesis de pene?
Existen diferentes vías y técnicas para la implantación de la prótesis. La intervención dura una media de 45 minutos con anestesia local o loco-regional. Existen cuatro tipos de incisión posibles: la incisión infrapúbica (en el abdomen, sobre la base del pene), la incisión en el tronco del pene, la incisión subcoronal y la incisión escrotal (en el escroto, bajo el pene).

¿Cuándo tiempo hay que estar ingresado en la clínica?

Al ser una cirugía poco agresiva, el postoperatorio no requiere cuidados especiales: el paciente puede abandonar la clínica a las 24 horas después de la intervención, salvo en los casos de pacientes con algún factor de riesgo específico a los que se les aconseja entre 24 y 48 horas de estancia. Tras cuatro o cinco semanas de adaptación se puede reiniciar la vida sexual normal.

¿Es la prótesis la mejor solución para curar la disfunción erécil?

No siempre, se debe estudiar cada caso antes de proponer una prótesis de pene y comprobar que las demás soluciones no-quirúrgicas no son eficaces. Dicho esto, en más de un de 10% de los casos de disfunción eréctil, la prótesis es el único medio capaz de solucionar el problema pues en muchas ocasiones los tratamientos farmacológicos dejan de ser útiles o están contraindicados. Por ejemplo: en casos de operaciones de próstata es frecuente que aparezca una disfunción eréctil resistente a fármacos. Es muy frecuente que estos pacientes, tras haber superado la enfermedad inicial que provocó la extirpación de la próstata, recurra a la cirugía de prótesis para recuperar su erección. La prótesis de pene ha evolucionado tras más de 30 años de existencia y hoy en día es una opción segura, si está bien indicada, que resuelve serios problemas del hombre y su pareja.

¿Qué tipos de prótesis existen?

Existen cinco tipos básicos de prótesis:

– Prótesis flexible
– Prótesis maleable
– Prótesis hidráulica de un cuerpo
– Prótesis hidráulica de dos componentes
– Prótesis hidráulica de tres componentes

En las prótesis de pene de tres componentes, existe la probabilidad de elegir unas prótesis recubiertas por un antibiótico y que garantizan una disminución del riesgo de infección. Son las prótesis Inhibizone de AMS y la Titan de Coloplast. Debido a que cada uno de estos tipos de prótesis tiene sus propias características, es aconsejable consultar a su urólogo-andrólogo para elegir la adecuada a la anatomía del paciente.

PRÓTESIS MALEABLE

La prótesis maleable consiste en dos cilindros que se implantan en los cuerpos cavernosos del pene. Estos cilindros pueden colocarse en posición para el coito o bien hacia abajo para las actividades cotidianas.
Ventajas:
– Fácil de usar (esta sería la mejor opción para hombres con poca habilidad manual)
– Procedimiento quirúrgico sencillo, ya que tiene menos componentes mecánicos
– Es el tipo de prótesis más económica
Desventajas:
– El pene está permanentemente rígido, aunque no suele notarse al estar vestido
– El pene no tiene una apariencia tan natural como con otros tipos de prótesis hidráulicas

PRÓTESIS HIDRÁULICA DE UN CUERPO

Se implantan dos cilindros en los cuerpos cavernosos del pene. Los cilindros contienen una solución salina estéril que se desplaza en su interior para dar rigidez o flaccidez al pene, permitíendole al portador controlar la erección.

Ventajas:

– Procedimiento quirúrgico sencillo
– La erección es más natural que con la prótesis maleable
– Apariencia más normal en el estado flácido que la prótesis maleable

Desventajas:

– La erección y flaccidez puede no ser tan rígida como con una prótesis hidráulica de tres componentes por no disponer de líquido adicional
– Existe la posibilidad de fallos mecánicos (alrededor del 5%), como fugas del líquido o roturas, más frecuentes que en las prótesis hidráulicas de tres componentes
– Es necesaria cierta habilidad manual para activarla
– Existe la posibilidad de que ocurran erecciones involuntarias

PRÓTESIS HIDRÁULICA DE DOS COMPONENTES

Esta prótesis consta de dos componentes: un par de cilindros conectados entre sí por medio de tubos, y una bomba. La bomba se implanta en el escroto, entre los testículos, y los cilindros se implantan en los cuerpos cavernosos. El dispositivo está lleno de solución salina estéril.

Ventajas:

– Bomba pequeña, cómoda y fácil de usar
– Más fisiológica que una prótesis maleable o hidráulica de un cuerpo
– El paso al estado flácido se realiza fácil y rápidamente en 4 ó 5 movimientos de presión sobre el sistema de bombeo

Desventajas:

– Se necesita una cierta habilidad manual para manejarla, aunque su activación/desactivación es más fácil que la prótesis de un sólo cuerpo
– Tiene más componentes mecánicos que una prótesis maleable

PRÓTESIS HIDRÁULICA DE TRES COMPONENTES

Esta prótesis consta de tres componentes: un reservorio, dos cilindros y una bomba o válvula de activivación, conectados entre sí por medio de tubos. El depósito se implanta bajo los músculos abdominales y detrás del pubis, y está lleno de solución salina estéril. Los cilindros se implantan en los cuerpos cavernosos del pene, y la válvula se coloca en el escroto, entre los testículos.

Ventajas:

– Proporciona el tipo de erección que más se asemeja a una erección natural
– Al disponer de más líquido en el reservorio, los cilindros se expanden en grosor
– Al llenarse, la erección es más firme y más completa que con las anteriores prótesis
– Al vaciarse, el pene está más blando y más flácido que con otras prótesis, de aspecto más natural por tanto
– Su manejo es más fácil que el de otras prótesis

Desventajas:

– Es necesario poseer cierta habilidad manual para manipularla
– Contiene más componentes mecánicos que las otras prótesis
– Existe la posibilidad de que ocurran erecciones involuntarias

¿Cómo elegir la prótesis más adecuada para uno?

La elección de la prótesis más adecuada para cada caso dependerá de la anatomía del pene, de la patología que conduzca a implantar la prótesis, y del tipo de actividades que el paciente realiza en su actividad sexual. Entendemos que el factor económico también debe ser tenido en cuenta, pero animamos al paciente a que valore este coste como una inversión en salud y calidad de vida a largo plazo.

¿El resto de la gente puede percibir o notar la prótesis a simple vista?

Hay que diferenciar entre las prótesis hidráulicas y las maleables, ya que estas últimas pasan totalmente desapercibidas estando el pene en flacidez. Las prótesis maleables, sin embargo, mantienen siempre el pene en estado de erección, por lo que son más llamativas.

¿Las relaciones sexuales son normales con una prótesis de pene?

Sí. Las prótesis proporcionan una erección con una rigidez óptima, no afectan a la eyaculación ni a la capacidad de experimentar un orgasmo.

¿Es dolorosa la erección con prótesis?

No, en absoluto, una vez ha pasado el postoperatorio, transcurridas cinco semanas aproximadamente.